Indice

LOS MATERIALES

 

Las excavaciones arqueológicas que se han realizado en el poblado de Plaza de Moros han sacado a la luz abundantes restos de la cultura material de estas gentes carpetanas. Gracias a éstos, tras su restauración y estudio, podemos hacernos una buena idea de como se desarrollaban algunos aspectos de su vida cotidiana, como el vestido, el adorno, la comida y la cocina, el transporte de mercancias, etc.


CERÁMICA
La cerámica es en toda excavación arqueológica el material más abundante. Una vez completado el estudio de tres de las habitaciones recuperadas en Plaza de Moros, tenemos un perfil general de las vajillas de la Edad del Hierro en esta zona.

Urna lañada con engobe jaspeado y pintura rojo vinoso en líneas y melenas. Yacimiento de Plaza de Moros, Villatobas, Toledo

Cerámica caliciforme de pasta gris. Yacimiento de Plaza de Moros, Villatobas, Toledo

El volumen mayor corresponde a la cerámica a torno decorada en tonos negros, rojos y naranjas con motivos geométricos (conocida como cerámica ibérica) a base de bandas, líneas, melenas, círculos concéntricos, semicírculos, etc. Estos motivos se disponen desde la panza hasta el cuello, dejando la mitad o el tercio inferior con un engobe anaranjado.Abundan las decoraciones que combinan engobes o pinturas rojizas con negras, aplicadas sin esmero de forma que dejan ver los brochazos. Se conocen como decoraciones jaspeadas y son típicas de esta zona.

Cada casa parece que tenía en torno a media docena de tinajillas de unos 80 cm. de altura y de una fanega de capacidad (±50 kg. o litros) que se encajaban en el suelo. Iban tapadas con cuencos que se ataban el borde.

Otros cuencos más pequeños servían de medida y como vajilla de mesa. Utilizaban caliciformes o vasos anchos con carena similares a los recipientes antiguos para la leche, urnas de 15 a 20 litros, y cuencos o escudillas de medio litro de capacidad.

Tinaja a torno con engobe naranja. Yacimiento de Plaza de Moros, Villatobas, Toledo

Un recipiente característico es el tonelete, o pequeño tonel redondo con boca usado para el agua con capacidad para una arroba. Pequeños platos y cuencos o botellitas de pasta gris o decorados con barnices rojos, constituían la única cerámica de importación, que apenas alcanza el 5% del total. La vajilla de cocina era toda hecha a mano y se componía de grandes ollas anchas de unos 3 litros de cabida, generalmente lisas aunque hay algunas bruñidas y con decoraciones digitales.

LOS METALES
E
ntre los objetos de adorno personal destacan las fíbulas o imperdibles de bronce. De especial significación para estas gentes, ya que se encuentran a menudo entre los ajuares de sus necrópolis, en Plaza de Moros conocemos 8 hasta el momento, procedentes de apenas dos habitaciones. Predominan los tipos de anulares hispánicas y La Tène de pie vuelto o con forma de caballito. Los hallazgos de pequeños bronces se completan con arandelas y una agujita.

Fíbula de tipo La Tène de pie vuelto. Yacimiento de Plaza de Moros

Los útiles y herramientas se fabricaban de hierro, y aunque en estos suelos calizos este metal se conserva mal, se han recuperado varios tipos de clavos: largos de 20 cm. y sección circular, o pequeños y gruesos de sección cuadrangular. En las habitaciones es común encontrar restos de cuchillos afalcatados, de los que tenemos dos en buen estado.

Contactar con el Proyecto Plaza de Moros
Página anterior. Materiales de construcción
Regresar a Indice
Página Siguiente. Bibliografía
Optimizada para 800 X 600 ppp
Diseño de página: Oscar García Vuelta
Está Vd. en el Sitio Web del Proyecto Arqueológico "Plaza de Moros"